No postergues más, actúa!

 

¿Eres de esas personas que sienten que tienen cosas importantes que hacer pero las van dejando para mañana? Pero… ¿Realmente crees que lo vas a hacer mañana? ¿O mañana volverás a prometerte que del día siguiente ya no pasa?

Esta es una forma estupenda de evitar tareas desagradables y además seguir pensando que somos muy responsables, puesto que tengo en mente que lo haré. El problema está en que esto es un absoluto autoengaño, a veces tenemos la esperanza de que alguien lo hará por mí, o el destino facilitará que las cosas mejoren. Si no sientes ninguna culpabilidad al postergar, sigue actuando de este modo, pero si sientes una  ansiedad que se alivia al pensar que no pasa nada porque lo vas a abordar en otro momento, pero cuando llega, te vuelves a encontrar en la misma decisión… está claro que estamos ante un círculo vicioso que tú mismo has generado.

En ocasiones evitamos algo que no nos apetece, pero otras, evitamos el sentirnos fracasados, es más fácil no hacer un examen o entrevista, que exponernos a suspender o a no ser contratados.

Puedes esperar y esperar…pero la realidad es que nunca nadie consiguió nada con esta actitud. ¿Por qué no pruebas a intentarlo hoy? Sé una persona activa, no te limites a esperar  y a desear.

Deja de fumar, ponte a dieta, ten esa conversación pendiente con tu hermano, lee todos esos papeles que tienes encima de la mesa, abandona esa relación que ya no te compensa…¡¡¡AHORA!!!

 

 

 

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario